Imagen de Alcalá

Imagen de Alcalá

Imagen de Alcalá

 
 
 
 

 

Historia:

En el centro de la provincia de Cádiz, en la comarca de la Janda y enclavada en un espacio natuaral espectacular como es el Parque Natural de los Alcornocales se encuentra Alcalá de los Gazules, una ciudad de belleza incomparable que puede presumir de poseer los rasgos de identidad más peculiares de las tierras del Sur; la arquitectura, el trazado estrecho y empinado de sus calles, sus generosas y luminosas plazas, como decía Federico García Lorca, cuando escribió: "Yo que soy Andaluz y requeteandaluz, suspiro por Málaga, por Córdoba, por Sanlucar la Mayor, por Algeciras, por Cádiz auténtico y entonado, por Alcalá de los Gazules, por lo que es íntimamente andaluz..."

La historia de Alcalá se remonta al Paleolítico Superior, manteniendo grabados rupestres como la "Laja de los Hierros", y abundantes piedras y hachas pulimentadas que así lo testifican. No obstante, la primera población estable se dió en la Mesa del Esparragal, donde se halló el "Bronce de Lascuta" (189 a. de Cristo), primera inscripción romana de España, conservada hoy en el Museo del Louvre.

Laja de los Hierros

Laja de los Hierros

Bronce de Lascuta

Bronce de Lascuta


Con la conquista por parte de los visigodos, la localidad adquirió nuevo carácter y de esta época datan tanto la actual torre de la Mesa del Esparragal como la desaparecida Ermita de los Santos Nuevos, donde se encontraron reliquias de los Santos Mártires Servando, Germán, Saturnino, Justa y Rufina así como del precursor San Juan, que se guardan actualmente -junto a la lápida que los identifica- en la Parroquia de San Jorge.

Torre Mesa del Esparragal

Torre Mesa del Esparragal

Parroquia de San Jorge

Parroquia de San Jorge


Tras la conquista musulmana la población pasaría a llamarse "Qalat at Yazula", o "Castillo de los Gazules", al ser entregada por el rey de Granada a la familia o tribu del mismo nombre. Durante los períodos emiral y califal estuvo incluida en la cora de Algeciras, de ésta época aún se conservan los restos del Castillo. En 1264 la ciudad es reconquistada por la huestes cristianas de Alfonso X el Sabio, quien en su "Crónica" es el primero que le da el nombre de "Alcalá de los Gazules", años más tarde pasaría a depender del Señorío de los Ribera, Duques de Alcalá, quienes ejercieron el patronato secular construyendo iglesias y conventos como la Parroquia de San Jorge, Santo Domingo, San Francisco (La Victoria), Las Clarisas...

Castillo Alcalá de los Gazules

Castillo árabe

Iglesia de Santo Domingo

Iglesia de Santo Domingo

Iglesia Convento de San Francisco (Iglesia de la Victoria)

Iglesia de San Francisco o La Victoria


La época contemporánea se abre para Alcalá con la presencia de los franceses, quienes a su marcha volaron el hasta entonces intacto Castillo, así como el puente romano. En Junio de 1876, Alfonso XII le concede el título de Ciudad en consideración a su progreso en población, comercio e industria. En 1984 se declaró el vericueto de calles de su casco antiguo "Conjunto Histórico-Artístico", tanto por atesorar un importante conjunto de extraordinarios ejemplos de edificios barrocos, neoclásicos, eclécticos y de arquitectura popular como porque ha sabido conservar su estampa y fisonomía andaluza.