Imagen de Alcalá

Imagen de Alcalá

Imagen de Alcalá

 
 
 
 

 

Historia del CIE

La historia del Centro de Interpretación Etnográfico (CIE) o Museo Etnográfico, está ligada al Centro de Educación de Adultos de Alcalá de los Gazules y a la Asociación Jacaranda Gazul del mismo centro.

En el Centro de Educación de Adultos se comenzó hace ya 25 años una recopilación de información y materiales antiguos con la idea de hacer un museo donde se pudiesen mostrar las costumbres y objetos que existían en la zona de Alcalá de los Gazules y el Parque Natural de los Alcornocales. Hay que destacar la labor que realizan las alumnas y personal docente de la escuela desde un principio en este proyecto, ya que son las encargadas de recoger todo lo que la gente mayor iba desechando, ya que esta labor no sólo se refiere a objetos tradicionales de las casas, sino también recogida de fotos de la época o recuperación de la tradición oral, tratándose de un proceso de recopilación y clasificación de contenidos.

Ya en 1989 el Centro de Adultos organiza una primera exposición donde se muestra como era la vivienda de las familias alcalaínas de hace bastantes décadas.

Será en el año 2004 a través de Carlos de la Rosa y el Grupo de Desarrollo Rural (GDR), que al conocer la labor que esta realizando el Centro de Adultos y la idea de las personas de este centro de crear un museo etnográfico donde mostrar todo lo recopilado, se firme un convenio de colaboración en el que también se implicará el Ayuntamiento de Alcalá de los Gazules.

En ese año se produce una categorización de todo el material que se habían recogido durante todos estos años, aunándose más personas para la realización de este proyecto.

Una año más tarde en 2005 se celebra una Semana Etnográfica, la que se conocerá bajo el lema "La Juventud y el Patrimonio Etnográfico y Natural de los Alcornocales", en ella se pudo conocer de forma pública tanto la labor que se estaba realizando como un conjunto de costumbres, bailes y tradiciones populares de Alcalá y el entorno del Parque Natural de los Alcornocales.

Tras realizar la semana se mantiene la idea de conseguir un local donde se pueda hacer un museo etnográfico permanente. Finalmente se consigue un local provisional que se habilita para hacer una muestra de lo que se tiene recopilado y se crea en su interior un taller de restauración. Actualmente el Ayuntamiento se hace cargo del mantenimiento del local provisional mientras se crea el emplazamiento definitivo del mismo.

Hay mucha gente en Alcalá esperando que haya un lugar definitivo donde situar el museo para poder donar más materiales de carácter etnográfico que dado su valor y su volumen no pueden tener cabida en el actual. Se está luchando para que el espíritu con el que nació este proyecto perdure y arraigue y se consiga una cobertura legal, y no se dependa sólo de las personas que lucharon y luchan por hacer realidad este museo.